Desde la entrada del restaurante  los visitantes se encuentran con un ambiente español, típico de las tascas de Andalucía, donde la comida está dispuesta…

Tapas españolas

Desde la entrada del restaurante los visitantes se encuentran con un ambiente español, típico de las tascas de Andalucía, donde la comida está dispuesta en bandejas sobre una barra que conecta la cocina con sus comensales. En la Tasca de Sevilla, Braulio Muriel es el encargado de recibir y deleitar a sus clientes con los platos de su querida España, nación que busca recordar con cada objeto que decora el restaurante.

La Tasca de Sevilla es un lugar propicio para compartir con amigos, así lo define Ema Balanzo, esposa de Braulio y administradora del restaurante. De hecho se ha convertido en un punto de encuentro, especialmente para los hombres cuando hay partidos de fútbol. La fiebre de este deporte se vivió el miércoles pasado en la final de la Liga de Campeones donde el Barcelona, equipo español, se llevó la victoria del preciado certamen futbolístico.

Como en una tasca, las personas que visitan el lugar tienen la opción de “picar” una tapa en la barra del restaurante mientras conversan con Braulio, un personaje que recibe a sus clientes como si estuvieran en su casa. Por eso, las personas que llegan al restaurante se han convertido en clientes frecuentes, que buscan compartir con grupos grandes de amigos o de familiares las tapas y platos que prepara el chef y anfitrión de la Tasca de Sevilla.

Dentro de la carta los comensales pueden encontrar platos típicos de la cocina española como: el cochinillo al horno, cocido a la manera tradicional; el rabo de toro, servido en estofado de zanahorias, guisantes y pimientos; y la paella valenciana, preparada con pollo, mariscos y costillas de cerdo. Como en una buena tasca no pueden faltar los chicharrones, la papa riojana y las chuleticas de cordero.

La decoración de la Tasca es obra de Braulio, que se ha encargado de poner el toque español en su restaurante. Las banderas y bufandas de los equipos españoles colgadas en las paredes y el techo del lugar, son regalos de amigos que quieren dejarle un recuerdo de su nación para que formen parte de la ambientación de su Tasca.

Braulio Muriel es un chef malagueño de nacimiento y cocinero por vocación. Desde pequeño se metía a la cocina con su madre, lugar donde surgió su gusto por los guisos y preparaciones caseras de su tierra natal. Años después se formó como tecnólogo en hotelería y turismo, una carrera centrada en el comercio y ventas del sector, pero donde se acentúo su pasión por la gastronomía.

Su carrera lo llevó por diversas partes del mundo. Pero fue Colombia donde decidió quedarse para montar un rincón Andaluz en la ciudad capital. Después de 15 años de la apertura de la Tasca de Sevilla, conocida como la Tasca de Braulio, este malagueño sigue deleitando a sus clientes frecuentes, pero también a aquellos que se acercan a su cocina y no resisten la tentación de regresar.

La Tasca de Sevilla está ubicada en la calle 84 #14-26

Teléfonos: 5305079 – 2570189

Redacción: Área Web Revista La Barra