¿Es su servicio realmente tan bueno como piensa?

De acuerdo con sicólogos investigativos del sector, el 60% de los estudiantes califican su habilidad de llevársela con otras personas en el top 10%.

De la misma manera el 94% de los profesores universitarios dicen estar haciendo un mejor trabajo que el profesor promedio universitario. Y, alístense para esta, la mayoría de los hombres piensan que son apuestos.

La ilusión de ser mejor de lo que realmente somos es muy común hoy en día. Es bueno tener una buena autoestima, mientras que no interfiera en la sobrestimación de la calidad del servicio que sus clientes reciben…

De acuerdo con sicólogos investigativos del sector, el 60% de los estudiantes califican su habilidad de llevársela con otras personas en el top 10%.

De la misma manera el 94% de los profesores universitarios dicen estar haciendo un mejor trabajo que el profesor promedio universitario. Y, alístense para esta, la mayoría de los hombres piensan que son apuestos.

La ilusión de ser mejor de lo que realmente somos es muy común hoy en día. Es bueno tener una buena autoestima, mientras que no interfiera en la sobrestimación de la calidad del servicio que sus clientes reciben.

En otras palabras, tener una opinión inflada de su servicio, no es una manera adecuada de pensar en el negocio de los restaurantes.

Todos sabemos cómo los clientes de hoy son híper sensibles y se fijan mucho en la calidad del servicio. Una investigación reciente demuestra que la indiferencia de los empleados (mal servicio) fue la razón numero 1 por la cual una persona o empresa no haría negocios con otra compañía.

¿Porque no asumir que su servicio puede mejorar en gran medida? Este puede ser un primer paso saludable para abrirle los ojos ante las falencias y defectos de su servicio y darle la motivación para mejorar.