Premios La Barra- Elite Professional 2018, en su 13 edición, tuvo lugar el día de ayer en el City Hall de Chamorro Carmel Club, en Bogotá.

Durante el gran evento, se hizo un reconocimiento a los mejores restaurantes, personalidades y proveedores de las regiones: Bogotá, Antioquia, Eje Cafetero, Santanderes, Pacífico, Caribe, San Andrés y Providencia, Centro (Cundinamarca, Boyacá, Tolima, Huila); que durante el año se destacaron por su enorme gestión y desempeño.

Esta ceremonia es y se constituye cada día más, como el escenario más importante de la gastronomía colombiana que día a día aporta al desarrollo del país y ofrece un reconocimiento anual a los mejores del sector horeca.

Para elegir a los ganadores, se contó con una metodología estricta y rigurosa avalada por expertos del sector con el fin de garantizar los mejores Premios La Barra. Además de contar con un comité organizador compuesto por 8 expertos del sector, quienes fueron los encargados de revisar la metodología, los criterios y las categorías.

Premios La Barra- Elite Professional 2018, se vivió con todas las emociones y expectativas que solo una noche como estas se merece.

 

“Toda una vida de trabajo”

La entrega del premio a toda una vida de trabajo, para Maura Hermencia Orjuela de Caldas estuvo llena de emociones. Su historia dignifica a su comunidad con prácticas simbólicas que engrandecen la gastronomía colombiana y el mundo culinario.

El Premio a Toda una vida de trabajo reconoce a personas extraordinarias como Maura de Caldas. Para ella, la cocina colombiana está llena de ingenio, dulzura y de sabores distintos de cada región, la cual debemos aprender a valorar porque solo así, llegará a ser un éxito en el mundo. “Nuestra gastronomía podría ser la mejor del mundo, sí tenemos con qué”, asegura.

Los asistentes se emocionaron con el video de agradecimiento a Maura de Caldas, por su gran labor culinaria. Amigos, colegas y familiares dedicaron sus palabras de orgullo y profundo afecto hacia su amiga del alma, su “negra Maura”.

“Maura cocinaba, cantaba, bailaba y nos enseñaba el porqué de la receta”, “Maura tiene algo muy especial y es que a cualquier espacio que entra, ilumina con su sonrisa”, “También recuerdo mucho que Maura me enseñó a enseñar”; fueron algunas de las frases que dieron sus amigos en el merecido homenaje.

Los aplausos no se hicieron esperar y, junto a su canción de fondo, acompañaron el camino de Maura Hermencia de Caldas hacia la tarima. “Sinceramente estoy tan asustada…”, fueron sus primeras palabras, acompañadas de los aplausos de los asistentes.

“Pasé muchas humillaciones porque me gustaba cocinar. Yo estudiaba metodología y pedagogía y era mal visto que una mujer que iba a representar la cultura educativa, fuera cocinera, el grado más bajo que alguien podría tener. A pesar de todo lo que me decían, yo seguía. Y miren ahora: estoy feliz. Pero no puedo bajarme de este escenario sin agradecerle a La Barra. Lo que hace La Barra, en realidad, es patria. Reúnen a tantas empresas gigantes alrededor de la gastronomía”, aseguró Maura Hermencia de Caldas.

Los asistentes no la dejaron bajar de la tarima sin antes, pedirle que cantara una de esas exquisitas canciones con las que acompaña sus creaciones culinarias. Maura, con la naturalidad y sonrisa que la caracterizan entonó así: “Chocó y mi Valle, tierras preciosas; Cauca y Nariño, las más hermosas”.

Felicitaciones, felicitaciones y felicitaciones a Maura Hermencia de Caldas por su Premio a Toda una vida de trabajo.

 

 

También le puede interesar: Conozca a los ganadores de Premios La Barra- Elite Professional 2018