alicia mod

Para saber qué prefieren los consumidores cuando se trata de comida de mar es preciso consultar con personas que por tradición, cultura o simple gusto…

alicia mod

Para saber qué prefieren los consumidores cuando se trata de comida de mar es preciso consultar con personas que por tradición, cultura o simple gusto se han convertido en amantes de este tipo de productos. Alicia Jadid es una gastrónoma, que siente una fascinación por los frutos del mar, especialmente por los mariscos. Ella le atribuye su gusto no solo a su origen – cartagenero- sino a su estadía en Suiza, país que goza de una oferta amplia de pescados, mariscos y otras especies marinas. Alicia habló con revista la barra sobre la visión que tiene de la oferta de productos de mar en Colombia, después de vivir cinco años en el centro de Europa.  También se refirió a la cultura del colombiano frente a la comida de mar y el cambio que se ha vivido en los últimos seis años.


¿De dónde surge el gusto por la gastronomía, especialmente por la comida de mar?

Hay tres maneras de hacerse un gastrónomo: por herencia, por estudio y por el medio. Creo que en mi caso es por las tres. Mi mamá siempre estuvo metida en cursos de cocina, en la casa se comía muy bien, comida árabe, comida paisa, cartagenera,  era muy variada. Ese amor por la cocina lo tuvimos por la mamá. Ella nos inculcó que debíamos aprender a cocinar, pero algo diferente. (Escuchar audio){cms_module module=DewPlayer id=64}

¿Cómo califica la oferta de productos de mar en Colombia?

Actualmente con Carrefour se abrió un poco el concepto de pescadería como en Europa, después el Éxito introdujo eso. He estado por varias pescaderías, traen muchas cosas pero todavía falta. Me alegro cuando veo un besugo, un bacalao, pero es por temporadas y no hay un restaurante que te proponga, por ejemplo,  uno besugo al horno. (Escuchar audio){cms_module module=DewPlayer id=65}


En cuanto a restaurantes ¿qué busca cuando desea consumir un buen plato a base de comida de mar?

Ante todo la frescura, porque acá casi todo pasa congelado, es raro cuando se trae por vía aérea, fresco, acabado de sacar del mar. Pescaderías como tal, La Fragata Fish Mark;  Pesquera Jaramillo, que fueron los pioneros en traer todo fresco. Pero normalmente lo compro y lo preparo. Aunque  me gustan mucho los restaurantes peruanos porque tienen muchos platos con pescado, lo mismo la comida japonesa, que utiliza pescado en preparaciones como el sushi. (Escuchar audio){cms_module module=DewPlayer id=66}


¿Considera que hay  una cultura hacia el consumo de comida de mar?

Todavía no, y eso que hemos avanzado. He visto estudios lo que come una persona de verduras comparado con un europeo es de 73 kilos la diferencia, y con el pescado es igual. En países como España y Japón consumen mucho pescado, y acá no se llega a los 40 kilos de pescado que consume un colombiano al año. (Escuchar audio){cms_module module=DewPlayer id=67}

¿A qué factor se le puede atribuir  esa tendencia?

Yo pienso que es cultural. Paradójicamente en Bogotá se consigue el pescado o el marisco más barato que en Cartagena, cuando camaroneras en la costa atlántica. Debe ser porque la gente se quedó con la idea que el pescado es costoso. Pero se han dado cuenta, ahora que traen pescado del pacífico, que llegan productos a muy buen precio. Además desde hace 6 años se comenzó a ver un boom gastronómico en la ciudad, donde la gente empezó a comer pescado. Esto se incentivó con la llegada de restaurantes peruanos, que impusieron platos como el tiradito y los ceviches.  (Escuchar audio){cms_module module=DewPlayer id=68}


¿Ha notado un cambio, una evolución en cuanto a la oferta y demanda de la comida de mar?

Si se ha visto, lento y de seis años para acá. La gente come más pescado, no solo en  restaurantes especializados; uno ve que las personas comenzaron a comprar en supermercados productos como el salmón, que hace algunos años no era posible conseguirlo fresco para prepararlo. Hace diez años se adquiría pero enlatado.  (Escuchar audio){cms_module module=DewPlayer id=69}

Realización: Área Web Revista La Barra
Foto: La Barra