La Osteria del Sol, un local que abrió sus puertas hace solo dos meses y que desde ya, está librando la batalla por revindicar la comida sencilla a través de los sánduches, el plato fuerte de la carta.

Alrededor del mundo se celebra un entusiasmo por regresar a la comida sencilla, aquella que tiene la capacidad de evocar recuerdos y de llevarnos a un lugar donde se siente la comodidad del hogar.

Para empezar es necesario aclarar que la Osteria nada tiene que ver con las ostras o la comida de mar. “Osteria”, quiere decir, pequeño lugar donde se sirve vino y comida sencilla.

Pero, ¿qué puede ser exactamente una comida sencilla? La carta inicia en la mañana con una recomendación de quesos gruyere, cheddar y jamón ahumado en medio de tostadas francesas, este es el desayuno Montecristo. Al medio día las entradas pueden ser unas papas al horno, mac & chesse, pizzeta de carnes y vegetales, berenjenas a la parmesana o un dip de alcachofas y espinaca, que abren el paso al fuerte de la casa, los sánduches.

En la carta bien se puede encontrar una variedad de 11 sánduches, que van desde desde la pechuga de pavo horneada hasta los recomendados de la casa, como los Bahn Mi (trozos de lomo de cerdo, caramelizados con vegetales encurtidos y un toque de picante) y el Meatballs, albóndigas de res y cerdo en salsa napolitana. Según el chef Esteban Ocampo, los Sandúches de la Osteria son una recopilación de lo mejor de la cocina internacional, razón por la que allí se puede encuentran preparaciones mediterráneas, vietnamitas, españolas y americanas.

Para la noche, el chef recomienda disfrutar de la “cuidadosa selección de vinos y licores de la casa” o tal vez de los “licores largos preparados a nuestro modo”, allí se pueden encontrar varias preparaciones que exaltan el ginebra como el “Punch N°1” con Ginebra, Vino Rose, Sirope de Granada, Uva Isabelina, Naranjas y Ginger o el “Gin Tonic La Osteria” con Bulldog, Tónica, Romero, Naranja y Bitters.

Este proyecto, dirigido por un grupo de jóvenes empresarios, pretenden mantener sus puertas abiertas para todos los públicos, atendiendo de lunes a miércoles de 7 am a 10 pm, de jueves a sábado hasta las 11 pm y los domingos hasta las 4 pm.

Para finalizar es de resaltar que la Osteria del Sol tiene una ubicación particular, pues está ubicado justo en la esquina de la calle 83 con 14, en medio de la zona de rumba los fines de semana, y de las nuevas tiendas de comercio y las oficinas. “Nos ubicamos aquí porque hacemos una apuesta a la recuperación de la zona” aseguró Estaban, chef y socio de la Osteria.