Expo La Recetta 2017 se realizó el 4 y 5 de mayo en Compensar de la Avenida 68, donde hubo muestra comercial, agenda académica, shows gastronómicos y ruedas de negocios.

Mark Rausch estuvo presente con la conferencia ‘La pastelería en Colombia’. La Barra habló con él para conocer detalles del desarrollo de este tema en el país.

La Barra: estamos en un momento especial, preparándonos para La Paz, se espera que más turismo llegue al país, se celebrarán los 50 best, ¿cuál es el papel de la gastronomía y en especial de la pastelería colombiana? ¿Cuáles son los principales retos?

Mark Rausch: El principal reto en Colombia es creernos el cuento. Enfocarnos en utilizar lo que tenemos en el país y creer que es lo mejor. En la pastelería no hay mejor país en el mundo, tenemos todo tipo de frutas todo el año.  Hay que seguir trabajando duro. Creo que los que estamos, estamos trabajando duro, pero ya es hora de que los jóvenes empiezen a aportar y a cumplir con lo que es, porque esto tiene que ir cambiando de generación.

En Perú, Gastón Acurio pasó a un segundo nivel en tema de los 50 best. Él ya hizo su trabajo. Creo que es hora de que los jóvenes empiecen a mirar hacia ese futuro. El futuro de la gastronomía en Colombia es ser la próxima potencia gastronómica mundial.

La Barra: ¿Qué otros colegas y, sobre todos jóvenes pasteleros, crees que están realizando un muy buen trabajo? ¿Qué consejos le darías a quienes quieren iniciar en este negocio?

M. R: Yo creo que hay muy buenos pasteleros. Tengo dos empleados, Carlos Cárdenas y Camilo Pardo, que son muy buenos pasteleros. El futuro de la pastelería depende de lo que hagamos ahora.

Estoy impresionado de que abren pastelerías todo el tiempo y todos compiten con lo mismo. Todos tiene pan de chocolate, todos quieren hacer torta de zanahoria, o el mousse con frambuesa y yo creo que llegó el momento en el que tenemos que empezar a preocuparnos es por los productos espectaculares que tenemos acá.

La Barra: Ustedes han sido uno de los líderes en temas de sostenibilidad y su cocina ha apoyado la biodiversidad colombiana. ¿Cuáles son esos productos autóctonos que los cocineros deberían aprovechar más?

M.R: Todos. Todo lo que es autóctono, artesanal y que está producido con amor y con alta calidad. No podría hablar solo de uno porque Colombia está lleno de productos de alta calidad por todo lado; el problema es que no hay una integración o conexión entre lo que es Gobierno, ciudades y campo. Creo que el futuro de un país como Colombia está en el campo y no lo hemos entendido.