La digitalización le permite a las empresas hacer procesos más eficienes y ordenados, mejorar su reputación y diferenciarse de la competencia. Por ello, debe entrar en la esencia de una organización porque permite alcanzar los objetivos e innovar para descubrir nuevas oportunidades de negocio.

“Ya no basta con tener el mejor chef, es necesario innovar y aprovechar la tecnología que esté a nuestro alcance. Cualquier mejora que se pueda incluir permitirá incrementar la notoriedad de marca y por ende, el tráfico de los clientes”, explica Fredy Martínez, Gerente Comercial de SATpcs – empresa especializada en la transformación tecnológica de pequeños y mediados negocios.

Según un estudio de la Asociación Colombiana de la Industria Gastronómica (Acodres) en Colombia existen alrededor de 120.000 establecimientos de comida y mensualmente se abren entre 15 y 20 nuevos en todo el país. De ahí, que sea fundamental que las empresas innoven para poder obtener el éxito y continuar creciendo en el mercado. Pero, si no se diferencian, ni ofrecen experiencias fascinantes, será muy difícil sobrevivir en la industria.

Teniendo en cuenta esto, SATpcs nos brinda un listado de 9 recomendaciones básicas que debe revisar un restaurante para poder alcanzar la cima:

-Contar con una APP que permita a los clientes acceder a operaciones mucho más sencillas y fluidas, como por ejemplo, pedir comida antes de llegar al restaurante para que no tengan que esperar, facilitarles un medio de pago online, realizar reservas de mesa, ver el menú, entre otras. Lo que además, le será de gran beneficio al negocio para obtener los perfiles, intolerancias o preferencias de sus usuarios y así poder mejorar la experiencia.

-Digitalizar los cobros con un pago online para ahorrar tiempo y dedicarle más atención a otras cosas que permitan atender mejor el negocio y también evitar “pérdidas” de caja o robos.

-Ofrecer una buena conexión de Internet es un servicio indispensable y una forma de enganchar al público. Si una persona está buscando tomarse un café y además disfrutar compartiéndolo en redes sociales, el hecho de que el establecimiento tenga wifi hará que la imagen y marca sean más reconocidas.

-En el comedor ubicar estratégicamente equipos para la toma de comandas, que pueden ser impresas o visualizadas en un monitor de la cocina, asegurando agilidad en tiempos y atención al cliente. Igualmente, se pueden establecer unos llamadores de mesa (botón de llamado inalámbrico) para notificar al mesero que mesa necesita de su atención.

-En el sistema de caja lo ideal es implementar un equipo POS industrial táctil (preferiblemente con doble pantalla para así mismo dar promoción de marca) junto a sus equipos periféricos (cajón monedero, impresora, detector de dinero falso, entre otros) que soporten un trabajo pesado.

-Establecer un sistema de videovigilancia 24/7, que además de brindar seguridad al lugar, brinda tranquilidad y confianza a los comensales. Se puede tener control de los procesos y un respaldo en video de todo aquello que se realiza en el lugar.

-Invertir en un software especializado, ideal para el control de información y una organización más precisa del negocio como puede ser la administración del inventario de insumos, reportes de gestión, direccionamiento de impresión a cocinas, entre otros.

-Integrar Kioscos Digitales para proporcionar información detallada sobre los precios, disponibilidad, y comparación de productos y servicios y ahorrar tiempo. Además se considera que la cartelería digital es un 400% más efectiva que la señalización estática por llamar la atención proyectando mensajes personalizados y relevantes.

-Y por último, no menos importante, brindar un buen servicio de atención al cliente, pues este ha adoptado nuevas herramientas para transformarse y obtener mayor conocimiento del consumidor para poder personalizar productos y servicios. Atraerlo, que este mismo vuelva de acuerdo al grado de satisfacción que experimenta en el establecimiento.

“Invertir en tecnología es fundamental, no solo para crecimiento de nuestros negocios, sino también para contribuir al desarrollo económico y el progreso social. Las entidades ya son conscientes del cambio, es una necesidad evolucionar y ofrecer un mejor servicio de cliente”, afirma Fredy Martínez de SATpcs.