El sector de comidas rápidas y la predilección de los consumidores para comer fuera del hogar se encuentra en un constante crecimiento. Son diversas las marcas que se expanden a través de estrategias que amplíen sus menús, que se ajusten a las tendencias y que satisfagan a los consumidores.

Tal es el auge que su comportamiento en ventas sigue siendo favorable. Según cifras de Raddar, el año anterior el gasto de hogares en hamburguesas creció un 7.53% para un total de 3.52 billones de pesos.

En Colombia, este negocio mueve anualmente $780 mil millones de pesos. El 26% de la facturación de las cadenas de comidas en el país, siendo Bogotá (43.5%), Medellín (5.6%), Cali (5.3%), Bucaramanga (3.4%) y Barranquilla (2.7%), las ciudades con mayor participación en este mercado. Sin embargo, los municipios del resto del país tienen una cuota del 39.9%.

Atrás van quedando los tiempos en que las hamburguesas eran estigmatizadas como “comida chatarra”. Hoy, la diversificación de las ofertas traduce propuestas innovadoras que ganan terreno en segmentos de comidas gourmet y vegetariana, que proporcionan al consumidor la oportunidad de degustar “sin pecado” nuevos sabores en la carne, los acompañantes y, sobre todo, en las salsas – el toque final-.

Sorprenda a sus comensales

Marcas como Fruco, que se han convertido en las salsas favoritas de los colombianos, ahora quieren inspirar a los cocineros a realizar nuevas salsas para acompañar las diferentes hamburguesas. Es por esto que presenta un recetario con 10 salsas que puede descargar en www.unileverfoodsolutions.com.co