Ícaro es un restaurante bar de comida mexicana, que ya que completa 20 años de operaciones. Le contamos sobre las estrategias que le han permitido ser competitivo en el sector.

Este establecimiento está ubicado en el Parque de la 93 y su público objetivo son personas entre los 30 y 45 años. Su trayectoria los ha posicionado como un referente para disfrutar de la vida nocturna de la ciudad. “Esto se debe al especial énfasis que se hace en el servicio al cliente, donde lo más importante es ofrecer a nuestros visitantes una experiencia única y personalizada. Queremos ser punto de referencia y sitio obligado para turistas nacionales y extranjeros que visitan la ciudad y buscan un buen lugar para pasar momentos agradables”, señala Juan David Sánchez, socio de Ícaro.

La clave
Para que un restaurante sea rentable y permanezca en el mercado por más de 20 años depende de dos cosas principales, según Alejandro Chamarro, socio del lugar:

-‘El que tiene tienda que la atienda’: Estar al tanto de lo que pasa en su restaurante les permite a los dueños conocer el mercado y las necesidades de los clientes. También les facilita conocer las dificultades y falencias que existen en su establecimiento para corregirlas de forma más rápida. Si las cosas se hacen de buena manera todo funciona, pero si no se hace así, sucede lo contrario.

-Familia: Si las personas se sienten como en su casa cuando llegan a un lugar, lo más probable es que siempre prefieran seguir visitando ese espacio porque se sienten cómodos y felices. Por eso, construir comunidad y fidelizar a los clientes es muy importante para un establecimiento.

Efecto diferenciador
La comida mexicana siempre ha tenido buena acogida en Colombia por los sabores fuertes que tienen los platos, sobre todo hace 20 años cuando estuvo en pleno furor. Sin embargo, esto no es un aspecto que asegure que un restaurante va a ser rentable. No todos los lugares que venden comida mexicana son bien recibidos.

El efecto diferenciador es muy importante para que un sitio de comidas funcione o no en un determinado lugar. Ícaro, por ejemplo, se caracteriza por tener platos muy coloridos, abundantes y con muy buena presentación. Esto ha impactado positivamente en la audiencia que siempre continúa asistiendo a este lugar.

Además, su mejor acompañamiento para las comidas no es el tequila o la cerveza, como era de esperarse, sino la buena música de los años setenta, ochenta y noventa.

Estrategias de marketing
A pesar de que Ícaro ha logrado trascender en el tiempo y posicionarse en el mercado, ha presentado una falencia en la comunicación de sus estrategias de marketing.

Por esta razón, en este momento se están introduciendo en las plataformas digitales y las redes sociales para captar más clientes y hacer más efectivas sus estrategias de ventas.

Sin embargo, este aspecto que no ha sido tan favorable para el restaurante se compensa con otro aspecto que si ha sido muy positivo: La innovación.

Ícaro se identifica, especialmente, por las actividades que realiza para fidelizar a sus clientes y variar la oferta. De lunes a viernes ofrece un menú diferente para cada día a la hora del almuerzo y en las noches tiene programaciones temáticas, entre las que están:

-Martes para invitar: El restaurante invita los martes a degustar toda la carta a un precio especial para que las personas inviten a quien quiera ese día. Todas las entradas, platos fuertes y bebidas con alcohol están disponibles.

-Miércoles de plancha: Este día se coloca música de plancha para que las personas canten y recuerden a sus cantantes favoritos como Yuri, Miguel Bosé, Sandro y Roberto Carlos. Todo esto con un ambiente de margaritas y martinis.

-Jueves de karaoke y margaritas: Terminando la semana, el establecimiento ofrece un día de tomar margaritas y hacer karaoke.  Realizan un concurso durante el mes para elegir al mejor cantante de Ícaro.

-Viernes: Comienza el día con música para charlar y luego se culmina con música ´crossover´ para que todo el mundo baile.

-Sábado: Es otro día de música con los clásicos de plancha, rock en español, merengues y salsas que estuvieron de moda en los años ochenta y noventa. Es un espacio para cantar y bailar.  También, se realizan tributos a grandes artistas como Rocío Durcal o Juan Gabriel.
Además, el hecho de utilizar estrategias como el happy hour de 4 a 8 de la noche ha incrementado las ventas y ha atraido mucho público.

Los precios también están por debajo de los que tienen los restaurantes de la zona. Oscilan entre $13.000 y $30.000 pesos.
Presentar un menú balanceado y saludable, junto con hacer conciertos en vivo han llamado la atención de muchos comensales y fanáticos de la música. Todo es una propuesta variable e innovadora.

Proyecciones
El 2016 fue un año muy duro para los restaurantes porque bajaron las ventas. Y ahora, la Reforma Tributaria aumentó los precios de la materia prima y el público tiene afectado su bolsillo con estos aumentos.

Por eso, Ícaro propone como respuesta a esta situación tener más movimiento en el establecimiento haciendo actividades que atraigan a más clientes. Aun así, no descartan la posibilidad de aumentar los precios con el fin de mantener la calidad del producto que ofrecen a sus comensales. Hacer estos días temáticos creen que les permitirá que haya más flujo de gente y con ello más ingresos.

Cómo diseñar el menú
En veinte años que llevan en la industria, Ícaro afirma que el diseño y el contenido de la carta es muy importante. Lo que ellos hicieron fue ver lo que más consumía la gente de la comida mexicana. Vieron qué comida tenía más salida y la mejoraron. En su carta tienen burritos mixtos de carne y pollo, pero con salsas de la casa y con productos 100% naturales.