Cuando nos subimos a un avión, generalmente en lo que menos pensamos es de dónde proviene la comida o cómo es todo el proceso y la logística para mantener estos alimentos en buenas condiciones y frescos.

Newrest, la compañía francesa de catering aéreo, habló con La Barra sobre su llegada a Colombia y su forma de operación dentro de la industria.

Para Julián Atehortúa, director general de Newrest Colombia, el buen catering aéreo comienza con la selección de la materia prima, luego viene el proceso de la cocina y la elaboración de los platos para deleitar a los comensales y finalmente, un buen servicio. Todo va de la mano. Por eso, todos los procesos deben ser impecables.

En su propuesta gastronómica buscan ofrecer alimentos saludables y con mezclas de ingredientes locales. De allí, que muchos de sus proveedores sean empresas colombianas como Alpina.

Su menú contiene de 60 a 80 platos aproximádamente. Sin embargo, es la aereolínea la que escoge cuáles de estos platos desea incluir en sus viajes y en la clase turista o preferencial. La diferencia entre estas dos últimas tiene que ver con el gramaje y la variedad, pero no con la calidad.

Los alimentos los mantienen conservados gracias a la tecnología cook and chill. También, tienen camiones que mantienen el frío, pero cuando van a ser ingresados los alimentos a los aviones, los refrigeran en tipos de neveras o utilizan hielo seco para que la comida se mantenga segura.

Los hornos dentro del avión utilizan tecnologías de vapor que hace que se puedan ofrecer alimentos calientes parecidos a los que se proporcionan en los restaurantes, sin generar descontento por los fuertes olores que puede generar la cocción de ciertos alimentos.

Actualmente, Newrest solo están ofreciendo este servicio para los viajes desde Bogotá, Colombia a Madrid, España.

Decidieron instalarse en Zona Franca de Bogotá porque les permite a esta compañía reducir impuestos, tener facilidad de importación de los productos y porque queda cerca al aeropuerto.

La planta cuenta con todas las buenas prácticas de manipulación de alimentos, desinfección e inocuidad, tal como lo establece el INVIMA.

Propuesta gastronómica

Por otro lado, el chef Jean Michel Fort, creador del menú para el catering aéreo de Newrest Colombia, aseguró que para desarrollar un menú de un avión se tienen que pensar en muchas cosas antes, ya que entre el momento en el que se preparan los alimentos hasta el instante en el que los consumen puede ser bastante, entonces es necesario tener en cuenta esto a la hora de preparar la propuesta gastronómica para que los alimentos soporten este tiempo.

Aun así, tener una buena propuesta gastronómica no es lo único importante en el catering aéreo. Es fundamental pensar también en la forma en que se sirven los platos y se brinda el servicio al consumidor. Esto marca la diferencia entre una compañía y otra, ya que las personas sienten satisfacción cuando se les brinda una buena atención y por eso, desean volver. Lo que genera fidelización de clientes.

Finalmente, no solo los restaurantes deben pensar en la gestión y administración de sus negocios, sino todos los sectores que trabajen en la hospitalidad y la restauración deben tener en cuenta estos elementos para hacer más rentables su negocios y obtener ganancias.