Las ofertas de tiempo limitado brindan a los restaurantes la oportunidad de incentivar los menús y generar ingresos para su negocio. Así también puede aprovechar los ingredientes que están de temporada tanto en platos dulces como salados y bebidas.

Ofrecer esto a sus clientes hace que pueda probar nuevos productos de manera constante sin tener que cambiar su menú regular. Incluso, de acuerdo a qué tan bien le vaya con uno de estos nuevos platos, puede agregarlo o reemplazarlo por uno que ya ofrezca.

Independientemente de lo que decida hacer con una oferta por tiempo limitado, asegúrese que es un elemento con gran beneficio para su negocio y, potencialmente, gran popularidad. La idea es que se algo especial por poco tiempo, si lo vende de la manera correcta y al precio indicado puede convertirse en una gran venta en su negocio.

No todas las ofertas son tan exitosas como otras. Estas son algunas ideas para que tenga mayor posibilidad de aceptación al implementarlas en su negocio:

1. Sea creativo:

Más allá de grandes sabores, procure incluir algo que lo haga interesante y se resalte frente a lo que ofrecen sus competidores.

2. Frecuencia:

Muchas veces un plato es tan bien aceptado que, a pesar de no volverse fijo en el menú, es ofrecido con cierta frecuencia. Si maneja estos tiempos de la manera adecuada, podrá despertar emociones en sus clientes que incluso los adquirirían en temporadas de ventas bajas.

3. Dé a conocer el producto:

Si va a crear una oferta por tiempo limitado, esté seguro de promocionarlo correctamente y que las personas sepan de esa existencia. Estos productos le dan la oportunidad de contar una historia, de intentar con ingredientes que llamen la atención. Un punto importante es no descuidar sus redes sociales.

4. Conozca sus límites:

Entienda con qué frecuencia y facilidad podrá llevar a cabo la oferta que está ofreciendo. El volumen de ventas puede ser mayor a su capacidad de realización, lo que conllevaría una mala experiencia tanto para su negocio como para los clientes.