Atraer el mercado local a los restaurantes de los hoteles ha sido históricamente muy difícil. Esto puede deberse a que los consumidores los encuentren inasequibles, intimidantes o que piensen que son lugares exclusivos para los huéspedes.

El Marriott y el JW Marriott desarrollaron el concepto ‘Place to be’, el cual es definido por Fernando Fernández, gerente general de Marriott Bogotá, como “una estrategia que busca que el hotel se sienta vivo, que no sea aburrido y tenga accesibilidad al público local. Hemos desarrollado conceptos sencillos, populares y aprecios económicos. No queremos ser mejores sino diferentes”.

The Place To Be ha sido implementado en los 21 hoteles de Real Hotels and Resorts en Florida, Centroamérica, Caribe y Colombia desde el 2007. En el país cuentan con siete marcas: The Market, Circo Terraza, Tamarine, Tanoshii, Pimiento, Nau Suchi, Lounge y Corner Coffee and More.

Los resultados han sido positivos desde el punto de vista del negocio, ya que convertir el hotel en un lugar de entretenimiento para la ciudad hace que mejoren los ingresos, por ejemplo, en días de baja ocupación.

Para conocer más sobre esta estrategia puede adquirir la edición 95 de Revista La Barra.