raco cl 79  


“Racó” de la 79 abrió sus puertas en el 2008 y su estilo y mixtura ha ganado el gusto de los bogotanos.

En catalán, su idioma original, Racó significa rincón. A Germán Fajardo, chef y socio,  le llamó la atención que en Barcelona esta palabra apareciera en muchas partes de esa ciudad, algo que en Bogotá también sucede. Pero en este caso, se implementó como un lugar de esquina dedicado a la buena mesa donde se utiliza por lo general técnicas de cocción e ingredientes de esa región de España tales como pescados y mariscos . Esto no quiere decir que el restaurante se base en la comida de ese país, porque a veces es francés e italiano, o inglés y americano…

 raco cl 79

 

 

En catalán, su idioma original, Racó significa rincón. A Germán Fajardo, chef y socio,  le llamó la atención que en Barcelona esta palabra apareciera en muchas partes de esa ciudad, algo que en Bogotá también sucede. Pero en este caso, se implementó como un lugar de esquina dedicado a la buena mesa donde se utiliza por lo general técnicas de cocción e ingredientes de esa región de España tales como pescados y mariscos . Esto no quiere decir que el restaurante se base en la comida de ese país, porque a veces es francés e italiano, o inglés y americano.

Es también colombiano y oriental en muchos sentidos, pues la idea es tomar algo de cada una de muchas cocinas, saberlas y juntarlas y voilá: el resultado es un estilo único e innovador, en medio de uno de los sectores más concurridos de la ciudad, sin ser un centro de acopio gastronómico de la misma .

Este es un rincón hecho con sentido, con gusto. Un espacio que además de tener una carta muy bien elaborada cuenta con platos del día hechos de igual manera . Los lunes, por ejemplo: potaje de verduras con ajonjolí, como entrada, un fuerte a base de filetes de mero en salsa mojo, puré de papa amarilla, una canasta de lechuga y vinagreta envuelta en tajada de maduro tostado, de postre mousse de mora y jugo de maracuyá. Todo, por 16 mil pesos . Esto no sucede todos los días, lastimosamente. Porque el jueves suele ser paella valenciana y el viernes cualquier otra sorpresa al mismo precio y de la misma calidad.

Esto es adicional a las entradas: carpaccios de salmón o de res, el antipasto mediterráneo o las remolachas asadas. A seguir cualquiera de los lomos, como el echalots, de res con cebollas caramelizadas acompañado de puré, arroz blanco o papas chips. Otra opción son los risottos, el salmón con rayadura cítrica o los mariscos a la parilla . Todo acompañado de un bueno chileno, español o argentino, entre otros.

Racó abrió hace 2 meses y su decoración hace alusión a ese concepto multifacético. Mesas de café parisino, con poltronas americanas contemporáneas, se muestra un exclusivo y acogedor rincón de buen comer que también es bar lounge, y para eso cuenta con una terraza en la cual la ciudad sucede sin parar las 24 horas de las cuales Racó funciona casi 14.

Fuente: www.vive.in