Tim Ho Wan es un restaurante con sede en Hong Kong que abrió un nuevo local en Downtown Manhattan en diciembre de 2016. Cuentan con 60 mesas, pero la demanda es mucho más alta, es común esperar horas en fila para lograr un lugar, esto debido a que lo calificaron como “el restaurante con estrellas Michelin más barato del mundo”.

El local de Nueva York no cuenta con una estrella, pero dos de los restaurantes de Tim Ho Wan en Hong Kong sí las tienen. Desde el año pasado no son los que sirven la comida más económica con estrella Michelin, pues la guía francesa otorgó, por primera vez, una estrella a un puesto de comida en Singapur.

El plato más costoso en Hong Kong tiene un valor de $3,75 dólares, lo cual no es mucho para un restaurante que cuente con una estrella. Además, cuentan con 25 opciones de dim sum a precios racionales y cuidadosamente preparados.

Mak Kwai Pui, de 54 años, y Leung Fai Keung, de 53 años, abrieron el primer local de Tim Ho Wan en 2009 con una inversión de 13.000 dólares. En una entrevista con Forbes, Mak aseguró “en aquel entonces no pensábamos que estábamos arriesgando mucho, era muy barato. Como no teníamos mucho dinero en ese momento, recogímos electrodomésticos, maquinaria, aire acondicionado y muebles de restaurantes que ya no seguirían en el negocio”.

Tan solo un año después de haber iniciado ganaron su primer estrella. La cadena se ha extendido a diferentes ciudades y sus ventas anuales totalizan casi 20 millones de dólares, con un márgen de beneficio estimado del 10%. Tim Ho Wan Group cobra honorarios por las franquicias que tienen en otros diez países.

Mak, quien se refiere a su cadena como una “franquicia de calidad”, requiere que todos los jefes de Tim Ho Wan tengan experiencia previa con el dim sum y que tengan una sesión de capacitación de cuatro semanas en Hong Kong.

En cuanto al futuro asegura “no tenemos grandes planes, sólo queremos permanecer en tierra e ir paso a paso”. “Lo tratamos como un negocio de habilidades, no una gran corporación, solo queremos ser estables y asegurarnos de que nuestra fundación sea fuerte”, agrega.

Artículo basado en información de Forbes.