Abrir y mantener un restaurante requiere trabajo duro y constante. Según estudios, el 60% de los restaurantes nuevos e independientes cierran en los primeros tres años de operación. Esto se puede evitar teniendo mayor entendimiento del sector y de lo que se necesita para tener éxito.

Tenga cuidado con estos cinco temas para no hacer parte de este 60%:

1. Inexperiencia:

Antes de abrir su restaurante de be contar con experiencia en el sector, no solo como cliente sino como trabajador.

Durante un año o más trabaje en restaurantes, entienda cómo funcionan desde adentro. Esta experiencia es invaluable en cuanto a las funciones del restaurante en todas las posiciones, entenderá las responsabilidades y expectativas de cada rol en su negocio.

2. Gestión descuidada del dinero:

Los nuevos negocios son especialmente vulnerables a circunstancias y gastos fuera de los planeados, por esto es recomendable realizar cuidadosamente un presupuesto y estar preparado para contratiempos.

Una vez comience a tener ingresos, mantenga el gasto controlado y continúe con su presupuesto. Tenga en cuenta los informes de análisis de ventas.

3. No tener un diferenciador en el mercado:

Los comensales no buscan solo un buen plato sino una experiencia, un diferencial. Puede ofrecer el mismo tipo de comida que los restaurantes, pero los demás factores son los que lo harán sobresalir frente a su competencia.

Si puede tener una conexión emocional con sus clientes esto se reflejará como lealtad a su negocio, aspecto vital para mantener su restaurante.

4. No tener una buena comunicación:

La comunicación es indispensable en todas las áreas del restaurante, desde el control de inventario, la organización de los turnos, las relaciones entre los trabajadores, entre otros.

Sin una comunicación efectiva corre el riesgo de cometer errores o crear situaciones que afecten negativamente la experiencia del cliente o la moral del equipo. Puede realizar reuniones en las que el chef o bartender le diga a los meseros que productos no tienen ese día, si tienen un inventario bajo o si tienen algún especial; así como si ese día tienen fiestas o reservaciones para las que deban estar ocupados.

5. Rendimiento de los empleados

Cada vez que un empleado renuncia es un golpe para su negocio. Es entrenar y capacitar a alguien nuevamente, lo que no solo significa invertir más dinero sino también tiempo.

Con las medidas necesarias podrá mantener a sus empleados comprometidos, productivos y felices.

Realizado con información de touchbistro.