Lograr una alimentación saludable sin caer en la rutina es el reto diario de los casinos y restaurantes colombianos. Un mecanismo para luchar en contra de estos factores es realizar una minuta que organice, según el público objetivo…

Lograr una alimentación saludable sin caer en la rutina es el reto diario de los casinos y restaurantes colombianos. Un mecanismo para luchar en contra de estos factores es realizar una minuta que organice, según el público objetivo y las necesidades nutricionales, el menú más adecuado para ellos. Este fue el tema en el que Isabel Cristina Carmona Investigadora – VIDARIUM de La Recetta expuso en el marco del Primer Encuentro de Alimentación Institucional.

Una dieta saludable se compone por variedad, proporcionalidad, moderación y una actividad física. Un método muy práctico a la hora de construir una minuta son las guías alimentarias que existen para modular la alimentación y la salud de un país. En Colombia es El Tren de la Alimentación, sin embargo, éste se debe individualizar.

“Para lograr establecer un menú más particular hay que identificar y conocer el público objetivo, datos generales -si son niños, adolescentes, adultos y adultos mayores-. También es muy importante saber su perfil demográfico, epidemiológico, alimentario y nutricional, ya que esto permite establecer sus necesidades según los factores de riesgo a los que estén expuestos” señaló Carmona.

El siguiente paso es determinar las necesidades nutricionales, eso varía dependiendo del consumo de energía diario, el cual se puede aproximar por un valor calórico establecido en tablas guías proporcionadas por organizaciones como la FAO o el DRI, o simplemente teniendo en cuenta sus actividades diarias y la energía que les exige.
Después de establecer cuál es el nivel de calorías, se debe dividir el aporte calórico por medio de la formula sintética -nutrientes, proteínas, carbohidratos, grasa- y definir el patrón de la minuta, que consiste en consolidar con cuantos y cuales alimentos se cubre la necesidad.

Finalmente, se hace el diseño del ciclo de menú, ya sea teniendo en cuenta el número de comidas que se van  a servir o cómo hay que distribuir ese ciclo, asi de la forma cómo  debe ser implantado.