Bastará una sola señal de que el entorno de su restaurante no es higiénico para que sus comensales dejen de visitarlo. Asegúrese de darle la certeza a sus clientes de que es un lugar limpio, ya sea manteniéndolo completamente aseado o implementando procedimientos de higiene que su personal puede seguir fácilmente.

Conozca a continuación algunos tips que pueden ayudarlo a mantener su restaurante limpio e higiénico:

Realizar examen de salud del personal

  • Esta es la práctica de limpieza e higiene más básica que puede hacer como propietario de un restaurante.
  • Todos los miembros del personal que tratan directamente con los alimentos deben someterse a un examen de salud cada seis meses.
  • Sus trabajadores deben asistir a una capacitación obligatoria sobre salud alimentaria y requisitos de higiene personal en la producción de alimentos.

Medidas de higiene personal

  • Los empleados deberían tener un casillero de dos partes donde puedan guardar la ropa de trabajo y la ropa normal por separado.
  • El uniforme de trabajo debe ser cambiado regularmente.
  • Las uñas de los empleados deben estar cortas y limpias.
  • Los empleados deben usar ropa personal debajo del uniforme de trabajo.
  • El personal debe usar redes para el cabello que lo cubran para evitar que caiga en la comida. Las redes deben ser usadas antes de entrar a la cocina.
  • Los empleados deben lavarse las manos a menudo.
  • Se deben usar delantales de protección para los trabajos de procesamiento de alimentos o para lavar platos.
  • Las lesiones como cortes y rasguños deben estar debidamente protegidas y cubiertas por bandas resistentes al agua.

Determine un horario regular de limpieza

  • Limpie la grasa acumulada en los equipos utilizados en la cocina.
  • Limpie el refrigerador y el congelador regularmente.
  • Limpie el baño y el inodoro cada hora. Use un desinfectante para limpiar el baño.
  • Si hay algún accesorio roto, tuberías o grifos, repárelos inmediatamente.
  • Las tuberías de agua deben funcionar perfectamente sin goteo ni obstrucciones.
  • Limpie los contenedores por dentro y por fuera. Considere la posibilidad de lavarlos a presión para garantizar que se eliminen todos los desechos, ya que puede atraer plagas y roedores.
  • Los alimentos crudos, especialmente la carne y las verduras, deben mantenerse siempre por separado.

Fuente: modernrestaurantmanagement.com

 

También le puede interesar: Cuide su protocolo de limpieza