Las flores comestibles son originarias de todos los continentes, hay aproximadamente 250 especies en todo el mundo, pero las dos especies que comercializa Terrasanta son cultivadas y recolectadas en el país, utilizadas en diferentes restaurantes y hoteles del país para deleitar a los comensales con propuestas diferentes.

Las flores comestibles son originarias de todos los continentes, hay aproximadamente 250 especies en todo el mundo, pero las dos especies que comercializa Terrasanta son cultivadas y recolectadas en el país, utilizadas en diferentes restaurantes y hoteles del país para deleitar a los comensales con propuestas diferentes.

La iniciativa de comercilizar flores comestibles surgió hace dos años como un proyecto de grado sobre el tema, luego se volvió una empresa por el interés y la pasión que Daniel Aristizabal siente por la gastronomía y descubrir nuevos sabores en esta disciplina.

Las especies que produce Terrasanta son las Capuchinas y los Pensamientos, las primeras tienen un sabor parecido al de la pimienta dulce y su aroma también es muy dulce, las otras tienen un sabor más herbal, su textura es más fuerte y su aroma es muy parecido al de la lavanda.

Las Capuchinas tienen un alto contenido de vitamina C y aceites escenciales que proveen ciertas propiedades antibióticas y los Pensamientos tienen una gran proporción de vitamina E y componentes que aportan al mejoramiento del sistema respiratorio.

La producción de estas flores debe tener un riguroso control biológico y cumplir con ciertas normas como el uso de pesticidas orgánicos para que sean aptas para el consumo humano, su tempratura de almacenamiento debe estar entre 3 y 5 grados centígrados.

Las flores de Terrasanta son muy versatiles y se adaptan con facilidad a las propuestas que el chef quiera hacer, como encapsuladas en hielo, cristalizadas en postres, incluso como ingrediente principal de ensaladas, así mismo estas flores se pueden aplicar a muchos conceptos gastronómicos que manejan los restaurantes.

Abasto, Criterión, Leonor Espinosa, Club La Fontana, Donostia, Club Los Lagartos, Hotel Cosmos 100, Hotel JW Marriott, son algunos de los establecimientos que han empezado a utilizar las flores comestibles de Terrasanta para ofrecer a sus comensales recetas innovadoras.

Con Terrasanta, Daniel Aristizábal le propone a los chefs más creativos retos para romper la rutina y empezar a utilizar ingredientes diferentes, que les permite sorprender a sus clientes con novedades en sus restaurantes.

Grupo Terrasanta

Daniel Aristizábal

320 399 4002

grupoterrasantasas@gmail.com

Locación: La Bodega de Abasto

Dirección: Calle 120A # 3A-05

Teléfono: 620 52 62