competencia meseros  


Jose María Solano, mesero de 38 años, ganó maratón de bandejas por calles de Duitama

Desde hace 24 años, meseros de diferentes partes del país dejan sus bares, restaurantes y cafeterías para mostrar en esta ciudad boyacense quién es el mejor.
Bandeja en mano, hombres y mujeres de elegantes e impecables trajes deben caminar sobre llantas de vehículos, subir y bajar una improvisada escalera, hacer zigzag entre conos (sin tocarlos) que están ubicados en distancias de menos de 50 centímetros y pasar por debajo de una cinta fijada a un metro del piso, como parte de las pruebas que deben superar en la maratón de meseros en esta población…

 competencia meseros

 

 

Desde hace 24 años, meseros de diferentes partes del país dejan sus bares, restaurantes y cafeterías para mostrar en esta ciudad boyacense quién es el mejor.

 

Bandeja en mano, hombres y mujeres de elegantes e impecables trajes deben caminar sobre llantas de vehículos, subir y bajar una improvisada escalera, hacer zigzag entre conos (sin tocarlos) que están ubicados en distancias de menos de 50 centímetros y pasar por debajo de una cinta fijada a un metro del piso, como parte de las pruebas que deben superar en la maratón de meseros en esta población.

La competencia es organizada por la Taberna Los Bárbaros y es la única que se realiza en Boyacá. Por esto, además de los ‘maestros de las mesas’ boyacences, llegan participantes de diferentes partes del país a la Maratón Departamental de Meseros.

El recorrido de los hombres es de tres kilómetros y el de las mujeres de dos. Todos deben llegar a la meta con dos botellas y dos vasos completamente llenos en sus bandejas.

“Aquí no todo puede ser velocidad, pues el juez califica, además del tiempo, la cantidad de líquido con el que llega el participante a la meta”, explica José María Solano, quien ha dedicado 25 de sus 38 años de vida a prestar su servicio en las mesas y este año fue el ganador.

“El tiempo promedio de las mujeres fue de 23 minutos y el de los hombres de 28”, explicó Leonardo Guerrero, juez de la competencia.

La euforia de los cientos de espectadores que se agolpan a lado y lado de la vía en la que se realiza la competencia le da un poco más de dificultad a las pruebas.

“En cinco de las ocho oportunidades en las que he participado me he quedado con el primer puesto”, aseguró el campeón, quien presta su servicio en el Teatro Café Suarel, ubicado en la Plaza de Bolívar, en Tunja.

Pero si de ganadores se trata no se puede dejar de lado a Rosalba Cely, una mesera de 33 años que se ha quedado con el primer lugar en las once oportunidades en las que ha participado.

Los organizadores entregaron trofeos y dinero en efectivo a los cinco primeros puestos de cada categoría, al traje más elegante y a quien mejor portó la bandeja, entre otros.

HARVEY YECID MEDINA
Corresponsal de EL TIEMPO
TUNJA

Enero de 2009

Fuente: El Tiempo www.eltiempo.com