Es inteligente poner una fecha de vencimiento en los cupones de descuento para motivar a la gente a que hagan uso del cupón rápidamente antes de que se venza. Pero no es inteligente ser firme en que cupón vencido, cupón perdido.

Si alguien llega a su establecimiento con un cupón vencido, hágalo efectivo sin poner mucho problema. Decir que no puede hacerle perder un cliente fiel, o afectar la imagen que se lleva una persona que visita su establecimiento por primera vez.

Una de las claves del éxito en el negocio de los restaurantes, es tener la habilidad de construir un contingente de clientes fieles que retornan a su establecimiento.

Debido al gran valor que generan los clientes fieles para las ventas y utilidades de un restaurante, decirle que si a un cliente que cambia un cupón vencido con una sonrisa en el rostro es la única manera sensata de reaccionar.