nueva orleans candelaria

 

NUEVA ORLEANS EN LA CANDELARIA

Un restaurante sin letrero ofrece un recorrido gastronómico desde Nebraska hasta Lusiana.
El nombre de su abuelo y la comida tradicional de los Estados Unidos, le hicieron pensar a David Meyer en un restaurante que ofreciera todo ese ambiente familiar que le despertó un gusto por el servicio y la gastronomía…

nueva orleans candelaria

Un restaurante sin letrero ofrece un recorrido gastronómico desde Nebraska hasta Lusiana.

El nombre de su abuelo y la comida tradicional de los Estados Unidos, le hicieron pensar a David Meyer en un restaurante que ofreciera todo ese ambiente familiar que le despertó un gusto por el servicio y la gastronomía. El resultado se dio acá en Bogotá, más precisamente en el Barrio La Candelaria, donde en un local sin aviso y con una fachada muy sencilla se preparan varias de las recetas de ese país en Norte América.

Anderson’s nació de esa idea, de una casa de ganaderos y finqueros de las grandes llanuras del estado de Nebraska. Sin embargo, no fue esta región la que Meyer tomó como ejemplo en la cocina y aunque sacó de ella varias técnicas, fue en Luisana, en Nueva Orleáns, donde el chef afianzó el estilo y sabor que ahora lo caracterizan.

Ubicado en la Carrera 6 # 10 – 19, este restaurante es una muestra de la generosidad de los platos en Estados Unidos . La mezcla entre los sabores de la tierra se dan en la cocina y todo aderezo es fabricado directamente dentro de ella. Meyer, quien vive en Colombia hace cuatro años, abrió Anderson’s hace dos, tiempo suficiente para establecerse como un buen vecino de La Candelaria y de su gremio gastronómico.

La carta, dividida en entradas, ensaladas y platos fuertes, es corta pero clara. El ingrediente principal son las carnes en porciones generosas hechas a la parrilla y mientras ésta queda lista, se recomienda una sopa tradicional de Nueva Orleáns llamada Gumbo, hecha con un fondo de langostinos, pimentón, cebolla, apio, tomates frescos y ají.

A partir de eso, y para seguir con ese sabor, los Langostinos Creole, son una sensación  de este lugar. Hechos de manera antillana y siguiendo con la línea de sabores naturales de Lusiana . O algo diferente como la chuleta de cerdo acompañada con Arroz con pimentón y cebolla salteada.

Anderson’s es una buena opción para quienes quieren probar la cocina estadounidense en medio del centro histórico de la ciudad. Sus precios oscilan entre 19 y 25 mil por plato fuerte.

Fuente: http://www.vive.in

Julio de 2008